Noticias

Ciberdelincuentes han hecho una fortuna aprovechándose del eslabón más débil de la seguridad cibernética: el factor humano

single-image
+
 

La delincuencia, así como la humanidad, ha evolucionado con el pasar de los años, adaptándose a las nuevas tendencias para cometer actos criminales. Con el auge de la tecnología, se ha puesto de moda la delincuencia cibernética, la cual ha afectado a miles de personas en todo el mundo, especialmente a aquellos que utilizan criptomonedas.

La empresa especializada en ciberseguridad, Kaspersky Lab, publicó un informe donde aseguraban que nada más en el 2017, aproximadamente 10 millones de dólares en la criptomoneda Ethereum habían sido robados. Y todo parece indicar que la cifra irá en aumento; en lo que va de año, los criminales cibernéticos han activado más de cien mil alarmas en relación a las monedas digitales.

Según la investigación, los delincuentes hicieron estos ataques basándose en esquemas de ingeniería social, que constan en obtener información confidencial manipulando a los usuarios.

Nadezhda Demidova, analista líder del contenido web de la compañía de seguridad, declaró que “el éxito que han disfrutado los delincuentes sugiere que saben cómo explotar el factor humano, que siempre ha sido uno de los eslabones más débiles de la ciberseguridad, para capitalizar el comportamiento de los usuarios”, reporta Cointelegraph.

Kaspersky Lab, considera que uno de los métodos más frecuentes en los criminales es valerse de la imagen de una ICO, creando sitios web falsos y enviando correos electrónicos para el phishing que contienen un número de billetera con el que engañan a las personas para que depositen su dinero.

Otra estafa bastante común es el “regalo de criptomonedas”; aquí, se le asegura a la víctima que, por un pequeño aporte de alguna moneda digital, podrá recibir una cifra mucho mayor de la misma. Obviamente, esto no ocurre, y la persona termina perdiendo su dinero.

+

El “regalo de criptomonedas” está ganando popularidad de manera alarmante, sobre todo en redes sociales, donde, normalmente, los criminales crean cuentas falsas simulando ser personas famosas o influyentes en el mercado para engañar al resto de los usuarios y que caigan en su trampa del “regalo”.

Pavel Durov, fundador de Telegram, y el creador de Litecoin, Charlie Lee, han advertido a los usuarios de distintas redes sociales que no están haciendo campañas con criptomonedas, que estén atentos a cuentas falsas utilizando sus nombres.

Hace unos días, Elon Musk criticó a Twitter por permitir que bots, que trabajan con el mismo modus operandi explicado anteriormente, engañaran a las personas y les quitaran sus ETH.

Aunque las innovaciones en el sector de seguridad cibernética han avanzado considerablemente, aún hay aspectos que no pueden cubrir; por ejemplo, el factor humano.

Las personas son manipulables y se les puede engañar. A pesar que los protocolos de seguridad han evolucionado para disminuir este riego, aún está presente. Por lo tanto, plataformas como Twitter deberían tomar cartas en el asunto y trabajar para evitar que situaciones como la de los bots sigan ocurriendo, ya que aumentan la amenaza ya existente contra los usuarios.

The following two tabs change content below.
Avatar

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario