Noticias

Descentralizar una criptomoneda es difícil

single-image

Cuando la red de VISA del Reino Unido se cayó el jueves, provocó risitas en los partidarios de Bitcoin. La red de BTC ha trabajado fielmente desde su creación hace nueve años, sin gobiernos ni reguladores ni fallas de hardware capaces de detener su progreso.

Es la resistencia a la censura de Bitcoin, lograda a través de su diseño descentralizado, la que ha otorgado al activo digital gran parte de su valor. Es cierto que la mayor parte de la inversión en criptomonedas en este momento es especulativa. Pero la razón por la que BTC se cotiza a cerca de US$ 8.000, y BCH a US$ 1.100, se debe a que la capacidad de almacenar riqueza digital de una manera que no se puede aprovechar es enorme.

Sabemos que el Bitcoin no puede ser decomisado, pirateado o confiscado porque los atacantes han estado haciendo todo lo posible para hacerlo desde el primer día y han fallado.

No es necesario que nos gusten sus intenciones, pero podemos apreciar el hecho de que sus esfuerzos han contribuido al aumento del valor de Bitcoin, con cada ataque fallido que se suma a la fe invertida en la inviolabilidad de la red.

Las cuadrillas más nuevas, en comparación, aún no se han probado en batalla, lo que se refleja en el valor de su criptomoneda nativa. Con dos de los blockchains más publicitados de todos los tiempos, EOS y Tezos, que se lanzaron este mes, el debate de la descentralización ha vuelto con fuerza.

Todas las criptomonedas comienzan centralizadas

Así como un recién nacido necesita a su madre para sobrevivir esos preciosos primeros meses, al principio, una cadena de bloques necesita su creador. Para empezar, Bitcoin estaba muy centralizado; con nadie más que Satoshi para supervisar la minería, era inevitable.

Pero a medida que más usuarios se unieron a la red, Bitcoin hizo la transición a un modelo descentralizado, y en un año ya no era el juguete de Satoshi, sino del mundo. Cada blockchain que ha venido desde entonces también comenzó de manera centralizada, con sus creadores intentando remediar esto “lo antes posible”.

A diferencia del Bitcoin, sin embargo, muchas de estas cadenas han tenido dificultades para avanzar mucho en ese sentido.

NEO: las blockchains chinas son famosas por su exceso de centralización, con NEO como un excelente ejemplo. Se suponía que se había descentralizado meses atrás, pero sigue bajo el control de la empresa, que tiene el poder de restablecer la red en caso de que el sistema dBFT no logre el consenso.

IOTA: técnicamente un DAG (grafo acíclico dirigido) en lugar de una cadena de bloques convencional, IOTA está incluso más centralizada que NEO. Si bien es probable que NEO eventualmente alcance un cierto grado de descentralización, es dudoso que IOTA trabaje en su encarnación actual sin un coordinador central para descansar las cosas cada vez que hay un problema técnico.

Cardano: Cardano, de Charles Hoskinson, usará un algoritmo de Prueba de Participación llamado Ouroboros, pero aún no se ha implementado, y, por lo tanto, durante los últimos 12 meses, la criptomoneda ha sido fuertemente centralizada.

Una vez que se implemente Ouroboros, Cardano estará más distribuido que en la actualidad, pero si eso constituye una “verdadera” descentralización es un tema de debate. Al igual que EOS, el mecanismo de consenso de Cardano pondrá el control en manos de unas pocas ballenas cuyas monedas y votos dictarán las decisiones.

EOS: La descentralización, o la falta de ella, que viene con EOS ha sido debatida ferozmente en una red que tiene menos de una semana de antigüedad. 21 validadores de bloque – entidades de confianza como Bitfinex – sirven como delegados que controlan la red. El algoritmo PoS delegado de EOS pone mucho control en manos de unos pocos. Se requiere una mayoría de dos tercios para llegar a un consenso.

Buscando la descentralizacion cripto - EOS

La descentralización es más que un simple mecanismo de consenso

Mientras que los debates sobre los méritos de los mecanismos de consenso como PoW, PoS, dPoS y dBFT, y su papel en la descentralización de una red retumban, hay otras preocupaciones de centralización para abordar. Casi el 50% de todos los tokens EOS, por ejemplo, residen en sólo 10 direcciones.

Luego están los problemas de la centralización de la minería, los cultos de liderazgo y el riesgo de que las cadenas de bloques PoW de bajo contenido de hash sean susceptibles a ataques del 51%. En otras palabras, no existe la descentralización perfecta.

Todas las criptomonedas comienzan su vida en manos de una sola entidad. La medida de si esa moneda merece ser llamada criptomoneda yace en la rapidez y disposición de esa entidad para renunciar al poder. El tiempo y los ataques frustrados con éxito son las verdaderas pruebas del temple de una red. La descentralización es una escala, no un cambio.

Fuente: Bitcoin News

 
The following two tabs change content below.

CriptoTendencia

Este contenido ha sido elaborado desde nuestra redacción.

Deja un comentario